Una visión regional para la implementación de la Estrategia Integral Contra la Deforestación y Gestión de los Bosques

Bogotá 19 de octubre de 2017.  Establecer mecanismos de diálogo directo, articularse con instancias de planeación territorial, incluir los territorios marino costeros, articularse a los planes de desarrollo y a los Objetivos de Desarrollo Sostenible e incorporar de manera más activa a las comunidades y a las iniciativas locales y regionales para reducir la deforestación fueron algunas de las recomendaciones que desde lo regional y lo local propusieron los asistentes a la Segunda Mesa Nacional REDD+.

Más de 80 representantes de organizaciones indígenas, campesinas y afrodescendientes, de entidades gubernamentales, de control, sectoriales y no gubernamentales asistieron al espacio que durante dos días convocó a las personas relacionadas con la gobernanza forestal del país, con el fin de que conocieran a profundizad la Estrategia Integral de Control a la Deforestación y Gestión de los Bosques y recoger sus aportes, observaciones y recomendaciones para la fase de implementación.

A través de una metodología participativa y de diálogo intercultural, los asistentes pudieron aportar a cada una de las cinco líneas que se proponen en la Estrategia, y articularlas a las condiciones de las diferentes regiones del país. Esto fortalece la propuesta que el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible plantea para que Colombia cumpla con su meta de cero deforestación en la Amazonia para el 2030, además de una reducción sustancial en otras zonas del país, y sus compromisos internacionales en la disminución de emisiones de gases efecto invernadero.

Las líneas de acción de la estrategia Bosques Territorios de Vida, busca fortalecer la gobernanza de los grupos étnicos y de las comunidades campesinas, frenar la frontera agrícola, fortalecer la planeación en torno al uso de productos maderables y no maderables, establecer acciones de control y monitoreo permanentes y articular a diferentes instancias en las que se generen instrumentos financieros, de políticas y que blinden legalmente a la implementación de la misma.

“Los aportes recogidos serán incorporados dentro de las metas, indicadores y acciones en el corto, mediano y largo plazo de la implementación de la Estrategia, que se espera entregar al país el próximo mes de noviembre, en donde ya se tendrá un escenario financiero para que se convierta en el instrumento de conversación con todos los actores del país”.  Manifestó César Rey Director de Bosques, Biodiversidad y Servicios Ecosistémicos del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible. 

La Estrategia Nacional REDD+ fue denominada como Estrategia Integral de Control a la Deforestación y Gestión de los Bosques “Bosques Territorios de Vida”, y cuenta con cinco líneas que le apuntan a una visión amplia e incluyente de los diferentes significados que el bosque tiene para todos los actores involucrados.  

“Esperamos además que con este ejercicio podamos complementar los espacios que venimos generando en las regiones con diferentes comunidades y actores, ya que para el Ministerio de Ambiente es de vital importancia involucrar a los territorios y su realidad con la implementación de esta Estrategia que, además, le apunta a un escenario de posconflicto brindando acciones para consolidar esta nueva realidad del país”.  Manifestó Luis Gilberto Murillo jefe de la cartera ambiental.

La Estrategia Integral de Control a la Deforestación y Gestión de los Bosques “Bosques Territorios de Vida”, es liderada por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, con el apoyo del programa Bosques y Clima de la GIZ, el Fondo del Carbono que es implementado por el Fondo Acción y Banco Mundial y por el Programa ONU REDD Colombia que implementan la FAO, ONU Ambiente y PNUD.