Preservando los derechos de las comunidades que viven en los bosques - Salvaguardas Sociales y Ambientales

Intercambiar aprendizajes sobre procesos de preparación e implementación de Estrategias de Reducción de Emisiones por Deforestación y Degradación de los Bosques –REDD- con otros países para salvaguardar los derechos de las comunidades que viven en los bosques es el objeto del encuentro de Salvaguardas que durante 3 días convoca a representantes de Perú, Brasil y Colombia, que del 21 al 23 de marzo se reúnen en Bogotá.

Pese a que las formas organizativas de grupos étnicos y campesinos son diferentes en los tres países, hay retos comunes que resultan tanto a la preparación como a la implementación de las estrategias REDD; iniciativa que en el caso de Colombia se llama “Bosques Territorios de Vida” Estrategia integral de Control a la Deforestación y Gestión de los Bosques, liderada por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible con el apoyo del FCPF, el Banco Mundial, ONU REDD, GIZ y El Fondo Acción. (para mayor información visite www.bosquesterritoriosdevida.com) Justo en esa ruta de construcción de dicha Estrategia se han generado espacios para abordar e interpretar en el caso de Colombia las Salvaguardas de Cancún, para que éstas se ajusten a la realidad nuestros territorios; en este proceso han participado comunidades campesinas, indígenas y afrodescendientes.

Y es que parte del reto para la conservación de los bosques es concebirlos como oportunidades de desarrollo para las personas que son dueños o viven en esos territorios, que en Colombia son mayormente pueblos indígenas (52%), comunidades afrodescendientes (9%) y campesinos (2%). Por lo tanto, es clave que las siete Salvaguardas de Cancún sean respetadas, pero también reinterpretadas con cada país, camino que ya avanzó Colombia, proceso que se puede identificar en el documento Salvaguardas Sociales y Ambientales para REDD+ en Colombia disponible en https://goo.gl/ZeRVD1 Mateo Estrada Córdoba, Coordinador de Territorio y Medio Ambiente de la Organización de Pueblos Indígenas del Amazonas Colombiano –OPIAC- expresó: “Lo más importante para las salvaguardas en la Amazonia es la garantía de los derechos”, y reconoció también que “estos intercambios entre las organizaciones de la sociedad civil, el Estado y la cooperación internacional nos fortalece”.

En Colombia se ha hecho un gran esfuerzo para involucrar a todas las personas relacionadas con la gestión de los bosques, pero se debe continuar trabajando en ello; “el reto común es asegurar la participación plena y efectiva de todos los actores, que se llegue a la toma de decisiones informada” expresó Andrea Camacho, especialista de Salvaguardas de UNO REDD.