Un plan de acción y un pacto intergeneracional para la conservación de la selva amazónica

Bogotá

Mayo 15 de 2018

La Amazonia colombiana tiene hoy los mismos derechos que un ciudadano. Esto determinó la Corte Suprema de Justicia luego de que 25 niños, niñas y jóvenes entre los 7 y 25 años de edad interpusieran una acción de tutela demandando acciones concretas para proteger la selva amazónica. Esta acción legal fue acompañada por Dejusticia y hoy el Ministerio de Ambiente integra esta solicitud a las acciones que desarrolla en este territorio.

Pese a que el Gobierno colombiano viene desarrollando acciones orientadas a frenar la deforestación, como “Bosques Territorios de Vida: Estrategia Integral de Control a la Deforestación y Gestión de los Bosques” y el Programa “Visión Amazonia”, las tasas de deforestación en el país aumentan. El Ministro de Ambiente, Luis Gilberto Murillo, ha expresado en otros escenarios que esta situación obedece a múltiples factores, pero particularmente al posconflicto, y que se espera que con las acciones que se están tomando, pronto empiece a disminuir la deforestación.

De esta manera, el Ministerio de Ambiente y Dejusticia ven la Sentencia como una oportunidad para fortalecer el trabajo conjunto de los diferentes sectores, identificando los cuellos de botella que se deben superar para reducir efectivamente la deforestación. En cumplimiento de la Sentencia, los accionantes bajo la tutela de Dejusticia y autoridades nacionales y regionales relacionadas con la Gobernanza de los bosques en el país, se reunieron para continuar trabajando en formas de articulación que contribuyan a reducir la deforestación. El ejercicio liderado por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible y Dejusticia, con el apoyo del Programa de Bosques y Clima de la GIZ, contó con la participación del Ministerio de Agricultura, La Fiscalía General de la Nación, El Ministerio de Transporte, la Alta Consejería para el Posconflicto y la Policía Nacional. En el encuentro se expusieron y plantearon caminos conjuntos para dar respuesta a la tutela en mención, a partir de los cuales se construyeron “Acuerdos para la elaboración del plan de acción para reducir la deforestación y establecer compromisos solidarios del pacto intergeneracional para la vida del amazonas colombiano”.

Magda Buitrago, asesora del viceministro de transporte, reconoció la importancia de “sensibilizar a las comunidades, porque muchas veces no saben el daño que se está haciendo al talar. Hay que contarles los impactos, pero esto debe ir acompañado de alternativas productivas”. César Rey, Director de Bosques, Biodiversidad y Servicios Ecosistémicos del Ministerio de Ambiente, expuso las causas de la deforestación en el país y la manera en que Bosques Territorios de Vida responde a éstas a partir de cinco líneas estratégicas, la primera de ellas que se enfoca en cambiar la percepción que existe sobre los bosques en el país, viéndolos como una oportunidad de desarrollo: “Para el citadino el bosque no se toca, para el resto del país el bosque es el territorio mismo”. Por ello debe aprovecharse de manera sostenible, pues el 52% de Colombia está cubierto de bosques.

Entre los retos que recoge Bosques Territorio de Vida, se encuentran la Gestión sociocultural de los bosques, el Desarrollo de economías forestales, la Gestión Transectorial, el Monitoreo y Control Permanente y el Fortalecimiento institucional, jurídico y financiero. Entre los retos que se identificaron para el plan de acción que se construye conjuntamente con los accionantes de la tutela, se encuentran fortalecer los procesos de información participación y comunicación pública, el respeto al conocimiento tradicional y los saberes locales, desarrollar un ordenamiento territorial que permita recuperar el orden natural, desarrollar y fortalecer las funciones ambientales de las autoridades indígenas en sus territorios, generar oportunidades y reglas claras para desarrollar economías forestales, construir una visión de desarrollo que considere el conocimiento local y la estructura ecológica regional, fortalecer la presencia de la fuerza pública y la Fiscalía General de la Nación en los territorios donde se necesita control permanente, contar con las comunidades y sus autoridades para mejorar el control territorial, evaluar políticas públicas que puedan incentivar la deforestación, fortalecer el control social y las veedurías ciudadanas, entre otros.

 

Para construir el Pacto Intergeneracional, Dejusticia expuso la propuesta de estructura y contenido, y los participantes realizaron un ejercicio de roles en el que los diferentes actores expusieron el escenario ideal para la Amazonia al año 2040, y las acciones necesarias para llegar a ese escenario futuro. Ser arriesgados e innovadores, creer en que es posible alcanzar la utopía fue la base para pensar colectivamente hacia donde debemos transitar para lograr el objetivo de cero deforestación y buen vivir para las comunidades. Este encuentro fue el primer paso en cumplimiento de la Sentencia. En los próximos meses se continuará trabajando de manera conjunta para realizar tres encuentros regionales y uno nacional, convocando una participación más amplia de jóvenes, la academia y los medios de comunicación, con el fin de consolidar el Plan de Acción y el Pacto Intergeneracional por al Vida de la Amazonia Colombiana, que permitan materializar estas apuestas para detener la deforestación y cumplir con lo ordenado por la Corte Suprema de Justicia.

Para conocer más de Bosques Territorios de Vida, visite www.bosquesterritoriosdevida.com